Cuando se quiere construir, reformar, rehabilitar o ampliar un edificio, el primer paso es contratar a un arquitecto.

Cuando se quiere ejecutar una obra, como construir, reformar, rehabilitar o ampliar un edificio, se necesita contratar a un arquitecto. El promotor o el propietario debe contactar con un arquitecto que esté colegiado y habilitado. Hay arquitectos que, por elección profesional, no trabajan redactando proyectos y no cumplen estas condiciones. Tras concertar una cita con el arquitecto, el cliente ha de exponer sus intenciones y las posibilidades económicas de que dispone. Además, deberá facilitarle un plano de situación y de las características del solar a construir o del edificio a reformar o a ampliar y explicarle el programa de necesidades del proyecto a redactar.

El Trabajo del Arquitecto.

El arquitecto empezará su trabajo analizando los condicionantes legales, urbanísticos, técnicos y físicos. Tras un estudio, le podrá orientar acerca de cómo podría ser el futuro edificio y de su coste estimado. Este servicio no requiere de visado obligatorio, ni compromete a la posterior contratación de los servicios completos de arquitectura y construcción.
Con estos datos en la mano, el promotor o el propietario puede valorar y tomar la decisión de contratar la prestación de los servicios del arquitecto. Para que éste pueda empezar a redactar el proyecto del edificio, se firmará una hija de encargo que especificará el alcance del proyecto, el coste y la forma de abono, los plazos de las entregas, las responsabilidades de ambas partes y los detalles acordados entre ellos.

Firmar la Hoja de Encargo.

La contratación de cualquier arquitecto está supervisada por el Col∙legi Oficial d’Arquitectes de les Illes Balears, o del que corresponda geográficamente, que garantiza que el arquitecto dispone de título oficial y cumple las condiciones legales para su ejercicio profesional. Este contrato se materializa mediante un documento de carácter privado que debe ser suscrito entre el promotor o el propietario y el arquitecto. Dicho documento servirá como garantía del cumplimiento de lo acordado por las partes y permitirá, además, establecer las condiciones contractuales particulares de cada proyecto y de la dirección de las obras.

Si quieres conocer más acerca de los servicios que puede ofrecerte un arquitecto, y de por qué es necesario contratarlos, en MACHINA te lo contamos.