8 Claves para el Diseño de Espacios Educativos

Diseño de espacios educativos arquitecto palma machina arquitectura mallorca proyecto aulas colegios escuelas

La mayoría de las escuelas están diseñadas con vistas a un modelo educativo centrado en el profesor. La desconexión entre la innovación centrada en el alumno que muchos educadores quieren implantar y lo que el ambiente educativo les permite hacer constituye un verdadero problema. Te damos unas claves para empezar a plantear el cambio el diseño de espacios educativos

Espacios Educativos y Aulas de Gran Capacidad

Durante un tiempo se propagó la idea de que una educación de calidad se tenía que impartir en grupos reducidos, muy por debajo de los grupos de 30 plazas que tenemos como referencia. Nosotros hemos obtenido los mejores resultados haciendo justo lo contrario, uniendo dos o tres clases y diseñando espacios para entre 50 y 100 alumnos. Estas cifras nos permiten ofrecer a cada alumno una mayor variedad de recursos y puestos de trabajo entre los que elegir, potenciando la transversalidad y la colaboración y, paradójicamente, permitiendo encontrar una intimidad que es imposible encontrar en grupos reducidos en el que los alumnos sufren un mayor grado de exposición no deseada.

Un Buen Espacio No Necesita Instrucciones

Nuestro objetivo es generar un espacio que sea óptimo para enseñar y aprender, libre de distracciones. Por ello, no podemos permitirnos tener que explicar a los usuarios qué se puede y qué no se puede hacer, o estar demasiado atentos de si están haciendo un uso correcto del espacio y el mobiliario. El objetivo ha de ser generar un espacio que no haya que explicar. Una de las claves es proyectar el aula de manera que no tenga uso incorrecto, y los distintos usos se presentan mediante diferentes mobiliarios, con intenciones muy explícitas. Por ejemplo, una zona tendrá asientos con puestos de trabajo fijos contra la pared, otra tendrá mesas para trabajo en grupo, en otra zona puede incluirse una grada, etc.

Aumentar la Proporción de Docentes

Por supuesto, un mayor número de plazas no ha de ser incompatible con la posibilidad de ofrecer una atención personalizada y pormenorizada, tanto para grupos de trabajo, como para alumnos individuales.

Nuestra recomendación es intentar tener un profesor o figura docente por cada 20 alumnos. No es trata de dividir a los alumnos en grupos de 20, atendidos en paralelos por un profesor cada grupo. Cada profesor ha de atender a una escala diferente. Un docente impartirá las clases magistrales, se intentará dirigir a la totalidad de los alumnos, o a un gran grupo de ellos. Otro, por ejemplo, puede supervisar los trabajos en grupo. Un tercer profesor podría atender dudas y cuestiones individuales según se fuesen acercando alumnos a su puesto. La idea no es ofrecer muchos profesores que hagan tareas parecidas, sino una variedad de grados de atención e intimidad en la que todos los alumnos puedan trabajar del modo que se sientan cómodos.

Haz Uso de lo Último en Mobiliario Escolar

Aunque muchos de los muebles existentes pueden seguir manteniendo su uso, este no es el único factor en el que fijarse. Los muebles con estética clásica, de escuela de pupitres, envían un mensaje al usuario que no es el que queremos dar. Por ello, lo recomendable es plantear un cambio integral de mobiliario, para que nuestra nueva imagen no quede coja. Además de por motivos de imagen, usaremos el mobiliario para dar forma al uso de nuestro espacio y necesitará tener características que el mueble tradicional no suele tener. Muchas de las piezas que diseñaremos serán soluciones nuevas hechas a medida.

A Medida de Todos los Alumnos

Necesitaremos cientos para que todos los alumnos se sientan cómodos. Esto no quiere decir que haya que elegir un modelo de silla muy cómodo y usarlo en todos los puestos del aula. Al revés, hay que entender que entre los alumnos hay gran variedad de necesidades diferentes. Algunos pueden trabajar muy bien en una silla normal, pero hay muchos de ellos que padecen distintos grados de inquietud motriz, por ejemplo, y van a encontrarse más concentrados trabajando sobre taburetes especiales para estos casos.

Espacios con usos Parciales y Simultáneos

Si vamos a incluir varios usos diferentes en nuestro diseño de espacios educativos, tenemos que dimensionarlos adecuadamente. El uso principal puede ser el de aula taller. Para este uso principal tenemos que poder cubrir la totalidad de las plazas, aunque luego sepamos que en el día a día tan solo se van a usar un 60% de ellas, porque el resto de los alumnos estarán ocupando puestos en otras zonas y usos. Para que no queden sitios vacíos y no tener el espacio copado por mobiliario que no se está usando, es recomendable tener mesas plegables, con ruedas, fáciles de retirar y almacenar, igual que sillas apilables.

Nuevas Tecnologías e Instalación de Telecomunicaciones

Es muy importante que el proyecto responda a las necesidades actuales y futuras en cuanto al uso de tecnología y telecomunicaciones. El proyecto incluirá la instalación de la red de conexión a internet, antenas wi-fi, proyectores, pantallas, centro de control, megafonía, etc…

Acondicionamiento Acústico, el Primer Paso del Diseño de Espacios Educativos

Si solo pudiésemos llevar a cabo una actuación en un espacio educativo, esta actuación tendría que ser el acondicionamiento acústico. Es relativamente sencillo de ejecutar y dota a toda la estancia de una calidad que antes no tenía. Consiste en tratar paredes y techos con revestimientos que sean capaces de combatir la reverberación y aislar de ruidos exteriores y espacios colindantes. El resultado permite el uso que queremos, generar un espacio educativo de gran capacidad en el que se facilite el aprendizaje y la concentración.

¿Has encontrado lo que buscas? En Machina somos un equipo de Arquitectos y Técnicos Especialistas. Puedes ponerte en contacto directamente con nuestro despacho a través del formulario de contacto que figura en el margen o a continuación.