Cuando tenemos un negocio en mente y un local en el que implantarlo, hay que pensar en la obra, proyecto y diseño del local comercial. Mucha gente acude a profesionales que ofrecen parte de estos servicios, como decoradores e interioristas y se llevan una sorpresa cuando descubre que estos profesionales no están habilitados ni capacitados para hacer frente a todos los pasos que son necesarios para diseñar un local comercial, obligando al cliente a acudir a más profesionales y técnicos para poder acabar el trabajo. Incluso, enfrentándose a paralizaciones de la obra y problemas con los trámites. Te contamos los pasos imprescindibles y obligatorios para que no te engañen a la hora de diseñar tu local comercial.

Trabajando con un equipo de arquitectos especialistas nos aseguramos que nuestro negocio toma la forma que muestra su mejor cara y evitamos problemas técnicos y legales

CERTIFICADO DE COMPATIBILIDAD URBANISTICA

Lo primero que hay que hacer, incluso antes de firmar la compra o el alquiler de un local comercial, es solicitar en el ayuntamiento de tu localidad un Certificado de Compatibilidad Urbanística. Este certificado garantiza que la actividad que quieres realizar en tu nuevo local comercial está permitida en esa ubicación concreta.

Este documento es muy importante porque en muchos municipios hay normas urbanísticas muy específicas y aplicadas a una calle en concreto o a un barrio. Por ejemplo, tu local puede encontrarse en una manzana en la que no se permitan actividades hosteleras, aunque sí que haya restaurantes cercanos, o puede ser una zona con un número límite máximo de salas de juego o farmacias. 

PROYECTO DE INTERIORISMO, DE ARQUITECTURA INTERIOR.

Cuando ya tenemos local y certeza de que nuestro negocio es viable en esa ubicación, comienza la fase de diseño. En esta fase es dónde la idea de negocio toma imagen y forma y se implanta en el espacio del local de forma óptima. Esto quiere decir, atendiendo por un lado a la imagen corporativa y al producto, y por otro a las técnicas comerciales y estudiadas de distribución según el tipo de negocio.

Es importante haber estudiado nuestro el comportamiento de nuestro cliente objetivo y haber sabido diseñar un espacio que pueda transmitirle la experiencia que queremos darle y generar el efecto y comportamiento que esperamos del cliente. Este proceso requiere mucha especialización. En nuestro estudio hemos llevado a cabo proyectos que, pese a englobarse en la categoría de local comercial, requieren una aproximación completamente diferente. Por ejemplo, bares, restaurantes, salas de juego, tiendas de lujo, sucursales, oficinas abiertas al público, estudios, talleres, etc…

PROYECTO DE ACTIVIDAD O PROYECTO TÉCNICO.

El diseño es una parte fundamental, pero no tiene ninguna validez normativa, legal y constructiva si no está respaldado por la documentación y el proyecto de un técnico competente. Si para la fase de diseño has optado por trabajar con un diseñador de interiores o, en definitiva, un profesional no cualificado, ahora te va a tocar contactar con un despacho técnico hacer frente a una segunda partida de pagos de honorarios. Nuestra recomendación es trabajar desde el principio con un equipo que sea capaz de abarcar todas las fases del proyecto.

Si trabajamos con un diseñador, vamos a tener que contratar por separado a un técnico, y si trabajamos con una oficina técnica o una ingeniería, lo más probable es que no obtengamos los resultados deseados en cuanto a imagen, diseño y rentabilidad del negocio. Por ello creemos que lo mejor es trabajar con un arquitecto colegiado (no un mal llamado “arquitecto de interiores”, sino un profesional cualificado y habilitado para firmar y suscribir proyectos) o un estudio de arquitectura especializado en este tipo de trabajos, ya que abarca ambas fases. Nosotros, además, solemos ofrecer también el proyecto integral “llave en mano”, es decir, ofrecemos todos los servicios de obra, tramitación y ejecución.

LICENCIA DE OBRAS

Con el proyecto de actividad redactado y visado podemos solicitar la licencia de obras pertinente en el ayuntamiento. El modelo y trámite puede ser muy diferente, igual que los plazos, dependiendo de la naturaleza del negocio y del alcance de la reforma y transformación del local. Un arquitecto podrá informarte de cuál es tu caso concreto.

DIRECCIÓN DE OBRA DE UN PROFESIONAL CUALIFICADO (OJO CON LOS DECORADORES)

De nuevo, hay muchos decoradores, diseñadores e interioristas (insisto, profesionales no cualificados) que contratan con el cliente una dirección de obra que consiste en la supervisión de los trabajos y en la adecuación de éstos a su diseño. Hay que dejar claro que esta figura no es válida y que, según como se haya publicitado, puede incluso no ser legal y plantearnos problemas. Recordemos que estos profesionales no tienen conocimiento técnico, de instalaciones, normativo ni responsabilidad civil. Es más, cada decisión constructiva que tome un profesional no cualificado repercute directamente el promotor, es decir, en el cliente. Si hay un problema legal, si hay un problema de seguridad, un accidente, un daño a propiedades colindantes, o no se cumplen requisitos normativos para abrir el local, un decorador no ostenta ningún tipo de responsabilidad.

El responsable final es el cliente, que es el que tendrá que responder de forma civil o penal, según la gravedad. Por ello, las figuras obligatorias de Director de Obra, Director de Ejecución y Coordinador de Seguridad y Salud han de recaer en profesionales cualificados: Un arquitecto como Director de Obra y otro arquitecto o arquitecto técnico como Director de Ejecución y Coordinador de Seguridad y Salud. Todo lo demás no está permitido y puede conllevar, en el más leve de los casos, la paralización de la obra y la suspensión de la licencia. 

CERTIFICADO O.C.A. (ORGANISMO DE CONTROL AUTORIZADO)

Tras la finalización de las obras se hace una inspección por parte de una consultora externa autorizada que certifica el cumplimiento del Reglamento Técnico de Baja Tensión (Real decreto 842/2002). Este es otro aspecto que no podemos confiar a un decorador. Necesitamos a un profesional que haya redactado y dirigido la puesta en marcha de la instalación eléctrica del local. 

LICENCIA DE APERTURA

Con todos estos trámites realizados ya tendremos el Certificado Final de Obra firmado por el Director de Obra y la Dirección Facultativa, al igual que el Certificado de Industria otorgado por la Delegación de Industria. Ahora podemos solicitar en el ayuntamiento la Licencia de Apertura o Licencia de Actividad y nuestro negocio estará listo para abrir sus puertas.

Todos estos trámites te los puede llevar a cabo un equipo como el nuestro, que nuestros clientes contratan para diseñar tu local comercial y gestionar al completo el proyecto, la obra, y todos los trámites con la administración.

Te recordamos que la imagen corporativa de tu local y tu marca pueden protegerse. Para más información al respecto puedes contactar con Intelectual Abogados.

Si quieres diseñar tu local comercial y saber qué podemos hacer por tu negocio, ponte en contacto con nosotros o pide presupuesto.

Abrir chat
1
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by