La Mejor Orientación para Tu Casa. Cómo Aprovechar el Sol.

mejor orientacion edificio

A la hora de construir una vivienda o de adquirir y reformarla, todos hemos oído eso de que la orientación es lo más importante. No sé si llega a tanto, pero desde luego es un factor muy clave. La orientación nos puede ayudar a ubicar la zonas públicas, el salón o los dormitorios. Así que os vamos a contar en qué consiste la orientación, cómo reconocer la que nos interesa y qué estrategias de diseño nos pueden ayudar a sacarle provecho.

La Importancia de Elegir Orientación.

Llamamos orientación a la posición del sol con respecto a nuestro edificio. Esto quiere decir conocer el recorrido del sol, cómo nos va a alumbrar y dar sombra a lo largo del día, y cómo está situación cambia entre el verano y el invierno.

Lo primero que hay que entender es la situación de nuestro edificio en el planeta. España se encuentra a una latitud aproximada de 40º. Esto quiere decir que, si el ecuador es la latitud 0º y los polos son la latitud 90º norte y 90º sur, respectivamente, España se ubica a los 40º al norte del Ecuador.

El Sol Sobre Nuestros Edificios

Cuando la Tierra gira sobre sí misma no lo hace en torno a un eje perfectamente paralelo al sol, está inclinado 23º. Esta inclinación es la que provoca las estaciones, haciendo que sea verano cuando nos ubica bajo el sol de forma más directa, e invierno cuando hace que el sol nos llegue con menos inclinación.

En resumen, en verano podemos esperar que el sol, en su apogeo, al mediodía solar, lo encontremos a 90º-(40º-23º)=73º. Estos 73º de elevación hacen que podamos ver al sol casi sobre nuestras cabezas, proyectando sombras muy cortas pero irradiando con energía.

En invierno sucede lo contrario, de forma que el ángulo con el que se eleva el sol al
medio día baje hasta los 27º. El sol nos llega más débil, pero proyecta sombras más largas y es capaz de alcanzar puntos más profundos de nuestro edificio.

La Arquitectura Diseña Aprovechando el Sol

Durante el día, el sol amanece por el oeste, recorre el cielo trazando un arco por el sur, y atardece por el este. Los efectos a uno y otro lado del medio día solar son simétricos y se tratan de forma parecida.

La luz del amanecer es muy baja, con sombras muy alargadas. La manera de protegernos de ella, ya que es muy incómoda, es a través de elementos verticales, como lamas. De esta manera se puede bloquear este sol pero permitir el paso de sol de medio día.

El sol de medio día, al caer muy vertical, es fácil de bloquear con pequeños salientes sobre los huecos y ventanas. Esto permite que el sol de invierno, que es más bajo, sí que alcance el interior del edificio en la época que más nos puede ayudar.

En el vídeo se puede apreciar de forma práctica este concepto y cómo se aplica a una vivienda.

5/5

¿Has encontrado lo que buscas? En Machina somos un equipo de Arquitectos y Técnicos Especialistas. Puedes ponerte en contacto directamente con nuestro despacho a través del formulario de contacto que figura en el margen o a continuación.